Menu

Desde el inicio de funcionamiento del colegio (año escolar 2014-2015), cuando empezó a ser más destacable la crisis país, la inflación ha sido uno de los mayores problemas a los que se enfrenta la economía a nivel nacional, llegando a estar completamente fuera de control y convertirse en hiperinflación.  

El seguimiento de esta variable y fenómeno de la economía de un país o región, en un momento o periodo determinado, se hace mediante el Índice de Precios al Consumo (IPC), que es un indicador que mide la variación de los precios de una cesta de bienes y servicios en un lugar concreto durante un determinado periodo de tiempo. En Venezuela existe el Índice Nacional de Precios al Consumidor del Banco Central de Venezuela (INPC-BCV), y en CEIVA también le hacemos seguimiento (cuando se publica), sin embargo, el BCV ha dejado de cumplir la ley y su responsabilidad, al no publicar estos datos varias veces por periodos muy prolongados, por lo tanto, entender la dimensión del problema y poder planificar y presupuestar, con estas omisiones, se hace muy complicado por falta de referentes contextuales. Por ello, desde enero del 2017, la Asamblea Nacional (mayoritariamente constituida por factores políticos de oposición), empezó a calcular y publicar una versión alternativa de la tasa de inflación, lo cual constituye el INPCAN: Índice Nacional de Precios al Consumidor de la Asamblea Nacional.

Con el INPCAN, se mide una canasta de bienes y servicios del consumo en el país, la misma se fundamenta en la Encuesta de Presupuestos Familiares del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la cual se alimenta con una encuesta de precios. La base del cálculo inicia en diciembre de 2016, con un indicador en 100 puntos, los precios fueron tomados en cuenta según los establecimientos que los venezolanos acuden a comprar, estimando alimentos, bebidas, restaurantes, hoteles, vestido y calzado, alquiler de vivienda, servicios, mobiliario, equipo del hogar, mantenimiento, salud, transporte, comunicaciones, esparcimiento y cultura, servicios de educación y bienes y servicios diversos. Las muestras provienen de 22 mil establecimientos, 362 bienes y servicios y 300 mil precios en establecimientos públicos y privados.

Al cuantificar el INPCAN el nivel de los precios de la canasta, las variaciones en el índice se hacen iguales a la inflación de esa canasta. Es decir, el INPCAN (a través de sus variaciones de mes a mes) permite aproximar el valor de la inflación venezolana.

EN CEIVA organizamos esos valores por años escolares y lapsos académicos, para tener una mejor referencia en el ámbito de la administración escolar privada. A continuación los documentos generados:

1) INPCAN. Histórico compilado CEIVA (Años y lapsos escolares):

2) INPCAN. Comparativa histórica precios simulados versus precios reales CEIVA:

Fuentes consultadas:

  1. https://elnuevopais.net/2017/02/23/an-crea-indice-inflacion-informar-al-pais-los-precios/
  2. https://elestimulo.com/elinteres/asamblea-nacional-publica-su-propio-indice-de-inflacion-para-venezuela/
  3. https://www.finanzasdigital.com/2017/02/asamblea-nacional-publicara-propio-indice-inflacion-degun-metodologia-del-bcv/
  4. http://clubmacro.unimet.edu.ve/index.php/2018/09/04/enbreve-calculando-la-hiperinflacion/