En CEIVA, interesada institucionalmente en los datos y registros econométricos necesarios para analizar y evaluar con mayor propiedad la evolución histórica de variables significativas y pertinentes para el análisis de costos de la educación inicial y comprometida con ofrecer elementos referenciales vinculantes, comparte sus registros históricos recientes (desde 2014, año en que CEIVA inicio la prestación de sus servicios), en una comparativa de dos de estas variables, que sirve para ilustrar ciertos fenómenos de interés:

  • SMO (Salario mínimo oficial): Referente obligado al tomarse en cuenta para el cálculo del beneficio de educación inicial que muchos patronos están obligados a pagar a sus trabajadores (por medio del colegio), como subsidio que facilite la incorporación de los niños a este nivel, uno de los más caros por su naturaleza. Además, constituye una variable central en la determinación de la escala salarial del personal del colegio y por tanto su estructura de costos.
  • CTS (Cestaticket socialista): Mal llamado así (oficialmente) aunque su verdadero nombre según LOTTT es simplemente Beneficio de alimentación. El cual es del mismo rango y tipo que el beneficio de educación inicial. Concebido inicialmente como un complemento no salarial al salario, pero se podrá ver que ese concepto se ha desvirtuado, haciendo que progresivamente, sea el salario un complemento a este beneficio, lo cual es absurdo y permite visualizar las distorsiones económicas que sufre el país por una pésima gestión pública, con las cuales debe lidiar la administración patronal de cualquier empresa privada.

A continuación nuestros registros, tanto en formato tabla como en gráfico de barras, comparando porcentualmente al SMO con el CTS, desde el 2014, por año escolar, estableciendo al SMO como un referencial base del 100% independiente de su valor en Bs. y comparándolo con la variación igualmente porcentual del CTS (comparado con el SMO), apreciándose que el CTS inicialmente, como su naturaleza original lo estableció, era un complemento del SMO, pero a lo largo de pocos meses y en varios años, por la pérdida de valor del SMO y la nefasta bonificación del salario integrado (SMO + CTS), se puede apreciar que ahora pareciera que el SMO fuera un complemento del CTS. Este fenómeno tiene muchas implicaciones que no pasaremos a exponer en detalle, pero la más evidente en el ámbito de la educación inicial, es que al dejar indebidamente por debajo al SMO del valor que debería tener en un entorno hiperinflacionario, el cálculo del beneficio de educación inicial y por tanto los costos referenciales de este nivel comparado referencialmente son el SMO, se ven indebidamente distorsionados. Las principales consecuencias de esta nefasta medida son:

  1. El beneficio patronal es menor al que debería ser, perjudicando a los trabajadores y al acceso de los niños a la educación inicial.
  2. Cada vez es menor el aporte patronal.
  3. Cada vez es mayor el aporte familiar.
  4. Los costos de la educación inicial de gestión privada lucen mayores de lo que realmente son.

Para abrir el documento en formato PDF, hacer clic sobre la imagen referencial: